Tecnología que evita taponamientos de pozos productores de petróleo

Durante la perforación y terminación de los pozos se producen sólidos como arena que se desprenden de la roca generadora de hidrocarburos, los cuales forman tapones y dificultan el flujo de crudo. Por ello deben instalarse mecanismos de control para restringir el paso de la arena a la superficie, disminuir problemas operacionales y mitigar la producción de sólidos en los pozos.

Por esta razón, el IMP generó cinco productos retenedores de sólidos, con tecnología única en su tipo, enfocada a mantener la producción de los pozos después de su terminación, y salvaguardar la integridad física de sus sistemas y equipos.

Esos productos, diseñados para evitar la acumulación y efectos abrasivos que dañan tuberías y equipos de pozos e instalaciones superficiales, son un Retenedor Superficial Selectivo de Sólidos (RESUSS-IMP®) y cuatro para el Control Subsuperficial de Sólidos (ECOSS-IMP®).

Esta tecnología representa grandes beneficios para la industria petrolera, ya que reduce costos de mantenimiento, evita producción diferida por paros totales y elimina el impacto ambiental por fugas; además de consolidar el liderazgo tecnológico del IMP.