Son tiempos de contingencia hay que quedarse en casa