Pros y contras de las vitaminas

V1

En el marco de las actividades que realiza el área de Medicina Ocupacional y Servicios Médicos del IMP, para cuidar la salud de las y los trabajadores de la institución, la doctora Nora García Reyes ofreció una plática informativa sobre Los mitos y las verdades de las vitaminas.

De manera detallada expuso las cualidades que contienen las diferentes vitaminas y los beneficios que aportan a la salud, si se consumen en las cantidades normales, pero también alertó sobre los efectos que implica un consumo excesivo. Puso como ejemplo un vaso de jugo de naranja, el cual —dijo— contiene suficiente vitamina C, la cual contribuye a una mejor absorción del hierro, mejora la salud de la piel y fortalece tendones, ligamentos y vasos sanguíneos.

Apuntó que una de las características de la vitamina C (y de otras como la B12, A, D, E, y K) es que es fotosensible y pierde sus propiedades conforme se expone a la luz, por lo que el jugo de naranja —continuando con el ejemplo de la doctora García Reyes— debería de ser consumido inmediatamente después de que se prepara, con el fin de evitar que pierda sus nutrientes. La mayoría de las presentaciones de suplementos y de vitaminas que vienen en pastillas son mayores a los 250 miligramos, que es límite de dosis recomendada, por lo que el consumo de estos productos puede llegar a ser nocivo para la salud.

No sólo la ingesta de suplementos en pastillas puede llegar a traer consecuencias, de acuerdo con la especialista de Medicina Ocupacional y Servicios Médicos ciertos productos de belleza contienen altas cantidades de retinoides (vitamina A) y sumadas con las que ingresan al cuerpo a través de la ingesta de pastillas o incluso con la alimentación normal, pueden convertirse en un exceso para el organismo que puede derivar en problemas de la vista y los huesos.
V2

Durante la presentación, también desmintió el mito de la importancia de tomar vitamínicos desde los primeros meses de embarazo. La experta en salud detalló que el consumo desmesurado de vitaminas durante los primeros tres meses de embarazo puede causar malformaciones en el feto, por lo que sugirió que durante el primer trimestre basta con tomar ácido fólico y hasta después de ese periodo es recomendable el uso de multivitamínicos.

Finalmente, la doctora Lorena Galicia Carrillo concluyó la plática con la siguiente aseveración: “Todo el mundo quiere verse bien y sentirse bien, pero nadie quiere descansar, comer bien ni dormir bien, y además recurren a las vitaminas. No hay cosa que supla a una buena alimentación y un buen descanso”.