México se une al sector espacial con insectos robóticos

Diminutos robots aterrizarán este año en la Luna, como parte del programa de la Universidad Autónoma de México (UNAM), la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE), la Agencia Espacial Mexicana y el estado de Hidalgo, para impulsar la agenda aeroespacial.

Se trata del proyecto Colmena, primera misión mexicana de exploración lunar, que ayudará a que nuestro país sea productor de bienes, riqueza, conocimiento y bienestar.

Esta misión lanzará cinco robots con menos de 60 gramos de peso cada uno y 12 centímetros de diámetro, los cuales ya se encuentran instalados en la nave Peregrine, de la empresa norteamericana Astrobotic, que operarán de manera autónoma, recorrerán los 384 mil 400 km de distancia entre la Tierra y la Luna, con el objetivo de demostrar cómo pueden ser posibles los exploradores y mineros del espacio.

Este logro representa las fortalezas de las instituciones involucradas, así como el esfuerzo de los 200 alumnos participantes del Laboratorio de Instrumentación Espacial (LINX) de la UNAM, quienes aplicaron sus conocimientos en ciencia básica para obtener un bien científico. México forma parte del programa Artemisa, de la Administración Nacional de Aeronáutica y el Espacio (NASA).