Tengo tatuada la camiseta del IMP: Mauricio Romero Alejos

maurico2
Algunos podrán creer en él, otros no tanto, pero el destino parece influir en la historia de vida de cada persona; en algunas más, en otras menos y en el caso de Mauricio Romero Alejos parece que el destino selló su camino, incluso mucho antes de que él siquiera existiera.

Y es que dentro de tan sólo unos cuantos meses, Mauricio cumplirá tres décadas como empleado del Instituto Mexicano del Petróleo (IMP), pero su relación con el instituto no inició el 3 de noviembre de 1986, fecha en la que ingresó a la plantilla de trabajadores del IMP; la historia de Mauricio y su relación con este centro público de investigación comenzó 20 años antes, cuando él aún se encontraba dentro del vientre de su madre, María Luisa Alejos Sotres.

Mauricio cuenta que su madre formó parte de las primeras plantillas de empleados del IMP y cuando se embarazó, ella continuó trabajando… “Entonces, pues ahora sí que desde toda mi vida he estado aquí”, comenta Mauricio, y por eso está seguro de que desde antes de nacer él ya se paseaba por los jardines de la institución y recorría las instalaciones, claro que en aquellos tiempos él todavía no era siquiera consciente de la existencia fuera del útero, pero hoy asegura: “Mi vida siempre ha estado aquí, dentro del Instituto… es mi todo; por eso puedo decir que yo no tengo la playera puesta, la tengo tatuada”.

Una vez que nació Mauricio su vida transcurrió de forma normal y fue hasta ese 3 de noviembre de 1986, cuando tenía 19 años, que se le reveló el camino que el destino le había marcado desde mucho tiempo atrás.

“Ingresé en el área de Intendencia, en el turno de la tarde y ahí fui subiendo poco a poco, a base de trabajo. Posteriormente, pasé al área de Mantenimiento Eléctrico, en Talleres, en donde estuve por casi 23 o 24 años”.

Ahora, el puesto de batalla de Mauricio se encuentra en un lugar muy especial dentro del Instituto —justo detrás del gran mural de nueve metros de largo y 2.30 de alto, pintado por el maestro Jorge González Camarena en 1973 y en el que se representa el descubrimiento de los hidrocarburos— que adorna el vestíbulo del Auditorio Bruno Mascanzoni, donde se llevan a cabo conferencias, seminarios y eventos culturales, y desde donde el mismo Director General del IMP ha tomado el micrófono para dirigir mensajes a todas la comunidad de empleados.

Cada uno de estos eventos es posible porque el audio y las luces del recinto funcionan a la perfección. Y esa, precisamente es la tarea de Mauricio. “Ahorita estoy como encargado de la Sala Magna del auditorio y lo que son proyecciones, sonido y microfonía”, pero la historia de cómo llegó a ese puesto tiene que ver con su “otra vida”.

Además del aspecto laboral, la vida de las personas se define por sus pasiones y en el caso de Mauricio es la música, como él mismo lo reconoce: “Mi otra vida es la música y en ese ambiente tengo ya 30 años siendo DJ y con el equipo llevó 28 años… Tocamos en salones, patios, auditorios, gimnasios, etcétera”. Gracias a la experiencia y los conocimientos de Mauricio en el manejo de equipos de sonido, ahora también es el responsable del audio en el IMP.

“Un compañero que trabajaba aquí en el auditorio cumplió con su estancia laboral en la institución, entonces se me ocurrió solicitar mi cambio de área y la oportunidad se presentó, porque fui favorecido”.

Es imposible saber el futuro y las sorpresas que éste depara, pero por ahora Mauricio se siente afortunado del camino que le ha tocado seguir, pues —según sus propias palabras— ha estado lleno de satisfacciones y se siente seguro de que mientras el camino siga, así será.

 

2 Comments on "Tengo tatuada la camiseta del IMP: Mauricio Romero Alejos"

  1. Leonor Vargas Pérez | 28 julio, 2016 at 10:22 am |

    Mauricio
    Felicidades por tu entusiasmo y tu otra vida te ha permitido darle un giro a lo que se refiere a luz y sonido del auditorio y han lucido aun mas las obras de teatro que ahí se han presentado.

    Pero aun te faltó un detalle que contar y que también te acerco más al IMP, la Telesecundaria.

  2. Mauricio… Excelente empleado y compañero Felicidades por esas Tres décadas en IMP.

Comments are closed.