“Necesitamos trabajar con pasión”: Juan José Cuarenta García

“Estoy muy agradecido con el Instituto Mexicano del Petróleo (IMP), creo que nos ha dado mucho a todas y  todos los que trabajamos en la institución, pero no todos valoran lo importante que es para México, incluso para ellos y sus familias. Debemos estar muy contentos y orgullosos de tener un trabajo como este”, afirmó Juan José Cuarenta García, líder de la Sección de Plantas Piloto del Laboratorio de Plantas Piloto y Escalamiento de Catalizadores.

“Deberíamos preguntarnos: ¿qué me ha dado el IMP, y yo qué le he dado? A lo mejor, aunque hayamos trabajado fuerte, seguiremos en deuda con la institución. Vienen retos importantes y necesitamos ponerle todo el empeño; estar comprometidos, ser responsables con lo que a cada quien nos toca y, sobre todo, necesitamos trabajar con pasión y entusiasmo”, consideró.

Comentó que le apasiona su trabajo y que las instalaciones con las que cuenta el Instituto le parecen muy bonitas. “En el IMP tenemos equipos y laboratorios que incluso cuando vienen visitantes de otros países las reconocen; no en cualquier parte del mundo tienen plantas como las que tenemos aquí”.

Juan José Cuarenta ingresó al IMP en mayo de 1994. “Egresé en 1992 de la carrera de Ingeniería Mecánica, que estudié en la Escuela Superior de Ingeniería Mecánica y Eléctrica (ESIME), en el Instituto Politécnico Nacional (IPN). En 1990 todavía era estudiante y mis compañeros de clase me decían que hacer el servicio social en el IMP daba mucho prestigio, por lo que después de terminarlo, seguramente encontraríamos el trabajo que quisiéramos”, recordó.

Por esa razón decidió hacer los trámites necesarios para realizar su servicio social en el Instituto y después buscar algún trabajo en otro lugar. Pero quedó gratamente sorprendido cuando conoció el Instituto, y se dio cuenta de que se encontraba en una gran institución en la que trabajaban ingenieros e investigadores de mucho prestigio, incluso de talla mundial.

“Cuando terminé mi servicio social, en aquel tiempo podíamos continuar como becarios aunque hubiéramos terminado el servicio y estar aquí el tiempo que quisiéramos. En ese tiempo llegue al Área de Mantenimiento Mecánico del Laboratorio de Plantas Piloto; área en la que se dio la oportunidad de que me contrataran un año después, y sin dudarlo tomé la opción y heme aquí, ya llevo 23 años”.

En el desempeño de sus actividades, Juan José ha colaborado con especialistas de diversas disciplinas. Refirió que eso es lo que más le ha gustado de su trabajo, por el aprendizaje que ha tenido, pues reconoció que “esa amalgama de especialistas, técnica y tecnología que tenemos en el IMP, en ningún otro lugar de México la vamos a poder encontrar”.

“Yo veo mi trabajo, aseguró, como una bendición que me ha dado no sólo estabilidad y alegrías, sino que además me ha permitido viajar a Estados Unidos y Jamaica, y también conocer instalaciones de Petróleos Mexicanos (Pemex) en diferentes partes de México. Profesionalmente me siento muy contento y satisfecho por lo que el IMP me ha dado”.

Hace algunos años, el IMP organizaba visitas de su personal a instalaciones que tenía en El Chico, Hidalgo, para dar capacitación y premiar a los trabajadores con el mejor desempeño laboral en el año inmediato anterior. En una ocasión, Juan José fue a uno de esos eventos y su esposa, que en aquel tiempo era su novia, llegó a despedirlo. “Yo parecía un soldado que iba a la guerra porque traía una gabardina color verde militar, y cuando me subí al camión ella vino a despedirme. Muchas escenas de ese viaje fueron grabadas y después las pasaron en un video en el auditorio. La despedida salió en el video; fue algo muy divertido”, relató.

El trabajo de su esposa, Dalia Isabel, que es profesora de primaria, junto con su trabajo en el IMP, además de ser una fuente de ingresos para su familia, les permite educar a sus dos hijos: Dalia Isabel, de 21 años de edad, que estudia Ingeniería Ambiental y Juan José, de 19 años, que estudia Ingeniería en Robótica Industrial; ambos en el IPN.

Como el Laboratorio de Plantas Piloto y Escalamiento de Catalizadores opera 24 horas al día, de lunes a domingo, y su horario de trabajo es prácticamente de las 8:00 horas a las 20:00 horas, de lunes a jueves, Juan José tiene poco tiempo libre, el cual dedica a su familia y a practicar algunos deportes.

En el IMP su familia y él han participado en algunas carreras de la amistad, y siempre tratan de salir a pasear y divertirse juntos. “Los fines de semana mi hijo y yo jugamos en un equipo de futbol y mi esposa y mi hija nos acompañan para vernos jugar”, indicó.

Le gusta practicar futbol, volibol y hasta en alguna ocasión jugó futbol americano. “En el IMP trato de practicar el deporte, porque además de que me permite convivir con mis compañeros en una situación más relajada, es una manera en la que formamos un vínculo más estrecho entre compañeros de trabajo y podemos liberar el estrés”, concluyó. (Lucía Casas Pérez)

4 Comments on "“Necesitamos trabajar con pasión”: Juan José Cuarenta García"

  1. Ingeniero, siempre es de admirar el compromiso, pasión y respeto con el que cuenta nuestro personal del IMP y usted es uno de ellos, muchos de los que hemos crecido en esta extraordinaria institución nos unimos a su lealtad.

  2. Victor Cruz Ramírez | 23 noviembre, 2018 at 8:48 am |

    Cuarenta, felicidades por tus logros, tu entusiasmo, pasión por el trabajo y porque siempre estás disponible cuando por cuestiones de trabajo se requiere de tu apoyo. En un gusto conocerte y contar con tu amistad.

Comments are closed.