Me siento orgullosa de pertenecer al CTAP: Yolanda Acosta Luna

“Cuando era estudiante de la carrera en Ingeniería Química Petrolera en el Instituto Politécnico Nacional (IPN), recuerdo que nos llevaron a varios laboratorios a hacer prácticas y a conocer sus metodologías científicas; entre estos tuve la oportunidad de conocer los del Instituto Mexicano del Petróleo (IMP) y, desde entonces, algo me unió a esta institución, en la cual soy orgullosamente parte del equipo de investigadores y especialistas del Centro de Tecnología para Aguas Profundas (CTAP), en Boca del Río, Veracruz”, señaló la ingeniera Yolanda Acosta Luna, del Laboratorio de Fluidos de Perforación,  Terminación y Cementación de Pozos.

“Al término de mis créditos de licenciatura ingresé al IMP para realizar mi servicio social en el Área de Contratos y Patentes, en donde conocí a personas distinguidas y, más adelante, me contrataron por honorarios. Entre las áreas donde colaboré recuerdo la de Ingeniería de Sistemas, en la parte de Ingeniería Básica y de Detalle para Refinerías, como fue el caso de Cadereyta, y después en la de Ingeniería de Sistemas para el Desarrollo de Ingeniería Básica de Plataformas Habitacionales, para la zona de Campeche”.

Posteriormente —continuó la entrevistada—, salí del IMP porque realicé mis estudios de maestría en Ciencias de los Materiales en la Escuela Superior de Física y Matemáticas del IPN, así como una estancia en la Universidad Tecnológica de Toyohashi, en Japón. Al término de mi estancia regresé a México y me reintegré al IMP, en el área de Simulación Molecular, en donde colaboré en el Laboratorio de Espectroscopía de Infrarrojo y Mössbauer, Difracción de Rayos X; así como en proyectos relacionados con la caracterización de materiales en el Área de Seguridad Radiológica. Nuevamente finalicé una segunda etapa con el IMP y continué con otra estancia profesional en la empresa Consolidate Foundry, en donde logré experiencia y conocimientos en aleaciones de piezas para aviones militares, helicópteros y motos, entre otros.

Yolanda Acosta Luna señaló que después de su colaboración en Consolidate Foundry se reincorporó al IMP, para participar en el proyecto de transferencia del conocimiento en aguas profundas, y después en  proyectos facturables de servicios para aguas profundas.  “Recuerdo que cuando entré a estos proyectos no sabía de la magnitud de retos a los que me enfrentaría, y fue un gran honor y desafío para mí el que me dieran la oportunidad de participar en el primer proyecto de desarrollo de campos del país en aguas profundas (campo Lakach, en Ciudad del Carmen, Campeche), desde la etapa de planeación hasta la perforación y abandono temporal de seis pozos. Esta es una de las experiencias más importantes en mi desarrollo profesional; durante este proceso conocí a excelentes personas, muy brillantes, dedicadas y comprometidas, que me enseñaron y guiaron, y de quienes estoy muy orgullosa y agradecida porque me inculcaron el valor asertivo que recuerdo y aplico todos los días”.

Y agregó: A pesar de que me separé del IMP para continuar mis estudios, el Instituto siempre estuvo en mi mente y corazón, porque me gusta el compromiso, los retos, aprender haciendo cosas, y crecer, como me lo ha permitido el IMP. “Cuando se dio la oportunidad de integrarme al Centro de Tecnología para Aguas Profundas me hizo sentir muy orgullosa y pionera en esta nueva etapa del IMP. En estos momentos soy parte del equipo de trabajo del Laboratorio de Fluidos de Perforación, Terminación y Cementación de Pozos, en donde colaboro para diversas áreas en caracterización de materiales, interacción metal-fluido y corrosión, entre otras actividades.

“A lo largo de mi carrera profesional he colaborado en muchos proyectos, pero me gustaría destacar que en el Proyecto Lakach se me asignó un reto específico con el software especializado llamado DeepRiser, el cual utilicé para el análisis estático y dinámico de riser marino de perforación de los pozos Lakach, y fue tanto mi compromiso que me apasioné con el análisis. Cuando me dieron la oportunidad de vivir la enorme experiencia de subir a una plataforma semisumergible de sexta generación para hacer un análisis en tiempo real, no pude evitar la emoción porque pude complementar mi parte analítica de diseño con la operación; fue impactante para mí y una aventura extraordinaria”, refirió Yolanda Acosta.

Sobre su cambio al CTAP, comentó que siente una gran responsabilidad y emoción por los retos que en un futuro no lejano se presentarán, y que para enfrentarlos el Centro cuenta con un equipo muy capaz y comprometido en cada uno de sus laboratorios. “No será una tarea fácil, pero contamos con el recurso humano y el líder más comprometido y capacitado, así como las tecnologías e instalaciones más modernas de la especialidad de fluidos. No tengo duda de que cumpliremos con los objetivos que nos han encomendado”.

Como la mayor parte de quienes laboran en el CTAP, la ingeniera Acosta también pasó por una etapa de adaptación a su nueva residencia laboral; manifestó sentirse feliz en Boca del Río, Veracruz. “Después de haber vivido en Ciudad del Carmen, Campeche, por siete años con unas temperaturas extremas, y venir ahora a Boca del Río, Veracruz, la diferencia es poca, la verdad no siento mucho el cambio de clima.

En este momento ya me acostumbré y estoy contenta, soy cinéfila, asisto a clases de baile, salsa casino y me encanta hacer ejercicio, en especial correr; soy hogareña, me gusta la familia, disfruto a mis sobrinas. Además del clima tropical, la flora y fauna que hay en esta ciudad son muy hermosas, pero reconozco que extraño de la Ciudad de México su sistema de transporte como el Metro, además de mis padres, a quienes cada quince días voy a visitar; ellos han sido el motivo en mi vida para ser mejor persona, mejor ciudadana y profesionista”.

Por último, la entrevistada afirmó ser una persona perseverante y leal, y que a pesar de que su contratación como trabajadora del IMP tardó, nunca perdió la esperanza de obtener la base. “Fui contratada a partir de abril de 2018, estoy muy contenta por eso, porque siempre luché por el IMP, lo siento como mi cuna profesional. El Instituto a través de mis jefes siempre ha creído en mí, ahora quiero corresponder a esta confianza aplicando mis experiencias en el CTAP, y aportar mis conocimientos al fortalecimiento de la institución, en estos momentos de retos que estamos viviendo en el país”. (Rafael Rueda Reyes)

4 Comments on "Me siento orgullosa de pertenecer al CTAP: Yolanda Acosta Luna"

  1. Verónica Chávez Bibiano | 30 octubre, 2018 at 10:00 pm |

    Estimada Yolis, es un gusto leerte y saber un poco más de ti, al leerte me imaginaba aquellas charlas que teníamos personalmente, anteriormente te he manifestado mi alegría por todos tus logros y éxitos obtenidos y el más reciente es que eres parte del CTAP. Eres excelente persona y dios te ha recompensado por ello, todo lo que has logrado es basado en el esfuerzo, dedicación y compromiso que tienes como profesionista y como persona, y claro el Instituto nos ha dado mucho, por lo cual estamos comprometidas con él y es un orgullo corresponderle de la misma forma que ha creído en nosotros. Espero verte pronto y poder participar en alguna carrera juntas como en los viejos tiempos.

  2. Alfredo Castillo García | 29 octubre, 2018 at 1:25 pm |

    Estimada y querida Yola:

    Como siempre te lo he manifestado, para mi eres algo especial te felicito por estos logros, espero mas adelante conocer y saber mas de tus triunfos profesionales… felicitaciones y muchos saludos.

  3. Claudia Martínez Ortiz | 29 octubre, 2018 at 12:44 pm |

    Estimada Yola, un gusto saber de ti. Recuerdo muy bien cuando nos conocimos en Contratos y Patentes, eramos un gran equipo. Ahora espero que podamos compartir experiencias de trabajo afines a los laboratorios en los que ambas participamos. Te mando un gran abrazo y espero verte pronto .

  4. Maria Guadalupe Celaya Álvarez | 29 octubre, 2018 at 11:49 am |

    Que gusto verte Yola¡¡ Te mando un saludo del área de Propiedad Intelectual antes Contratos y Patentes. ojala pueda verte en persona uno de estos días. Mago, Adriana y mi hermana también te manda un gran saludo.

Comments are closed.