Entrar a trabajar en el IMP fue como sacarme el premio mayor: Alma Rojo Juárez  

 

“Lo que más me agrada de laborar aquí es la gente con la que convivo y las instalaciones, pero sobre todo las actividades que realizo y el reconocimiento de las personas porque haces bien las cosas”, afirmó Alma Rojo Juárez, quien desde el 6 de diciembre de 1993 trabaja en el Instituto Mexicano del Petróleo (IMP).

“Antes de mi entrada ya conocía las funciones y lo que era el Instituto, porque mi papá trabajó en el Área de Telecomunicaciones durante muchos años y, aunque no eran recurrentes las visitas a su área de trabajo, algunas veces llegué a venir con él. No conocía muy bien todas las instalaciones porque siempre lo esperaba en el jardín japonés, pero ver la Torre Ejecutiva me dejaba impresionada de lo grande que la veía”, reconoció la entrevistada.

Alma Rojo Juárez estudió Técnico en Informática Administrativa en el Colegio de Bachilleres, y ha tomado distintos cursos para actualizar su preparación. Toda su trayectoria laboral ha sido dentro del IMP; su ingreso ocurrió después de que realizó algunos exámenes. Un día recibió una llamada en la que le notificaron que debía presentarse al día siguiente. “Esa vez recuerdo que me perdí dentro de las instalaciones y pude comprobar la inmensidad del Instituto”.

“Mi primer puesto fue en el Área de Proyectos, de ahí me ubicaron en Residencia de Pemex, un lugar que me marcó mucho y del cual tengo buenos recuerdos. En el tiempo que ingresé eran puras personas jóvenes las que trabajaban conmigo, la mayoría teníamos entre 24 y 27 años, por lo que el ambiente era muy agradable. Era como si estuvieras trabajando en tu casa y las actividades no eran pesadas, porque disfrutábamos lo que hacíamos”, comentó Alma Rojo.

En sus casi 25 años de servicio para el IMP, Alma señaló que ha podido colaborar y aprender en las áreas de Residencia de Pemex, de Proyectos, Servicios de Ingeniería y en la Gerencia de Ingeniería, en donde actualmente colabora. Sus funciones principales son la planeación y administración de proyectos. “Me gusta mucho lo que hago, y he logrado aprender grandes cosas gracias a mis jefes y a mis compañeros de trabajo, quienes platican con gran pasión de sus actividades. Eso me motiva a prepararme más y a hacer bien mis actividades”.

“Estaba haciendo una carrera en Ingeniería en Biotecnología, pero por algunos problemas personales la dejé. En un tiempo no muy lejano espero reanudarla pues es una meta de vida que me gustaría cumplir. Elegí estudiar esa carrera porque me gusta prepararme para el puesto en el que me ubiquen, también porque así entiendo más cosas técnicas, lo que me permite colaborar más a fondo en los proyectos. Es satisfactorio cuando se concluye un proyecto y expresarle a la gente con gusto que participaste en él”, comentó.

Alma Rojas Juárez forma parte del equipo de atletismo del Instituto, refiere que ahí ha podido conocer a grandes personas que con el tiempo ha hecho sus amistades. Por cuestiones de salud adaptó en su vida las actividades deportivas y ahora es un estilo de vida que le permite estar saludable y cosechar grandes amistades. Su tiempo libre lo dedica a pasarlo con sus dos hijas, quienes ya son profesionistas, una es hidrobióloga y otra psicóloga. Disfruta de salir a pasear, comer y de ir de compras juntas. Además de salir a correr o a tomar un café los fines de semana con sus compañeras y compañeros de trabajo; algunos otros de sus pasatiempos que disfruta son ver películas y salir a bailar.

Al compartir su punto de vista sobre el futuro de Instituto y cómo se visualiza, comentó: “Es cierto que estamos pasando por una situación complicada y que nunca se había vivido algo así, pero estoy segura que si todos ponemos nuestro granito de arena y aportamos nuestros conocimientos, saldremos adelante muy rápido. Por mi parte, espero seguir apegada al Instituto y seguir aprendiendo. Voy a aplicarme como si fuera mi primer día de trabajo y estuviera a prueba. No voy a bajar mi rendimiento”. (Víctor Rubio)

 

1 Comment on "Entrar a trabajar en el IMP fue como sacarme el premio mayor: Alma Rojo Juárez  "

  1. María Teresa Flores Dueñas | 16 noviembre, 2018 at 4:38 pm |

    Almita es un excelente ser humano con muchas virtudes, trabajadora, responsable, con mucha capacidad y fuerza de voluntad.
    Afortunadamente he contado con su apoyo además de ser mi amiga.

Comments are closed.