El IMP reconoce a su primer Director General del IMP

El edificio conocido como Ex Administrativo (número 2) lleva el nombre del ingeniero Javier Barros Sierra. Este inmueble de dos niveles alberga oficinas de algunas áreas de la Dirección de Finanzas y Administración. En su planta baja se encuentra El Pasillo del Arte, por el que transitan numerosas personas admirando las exposiciones temporales que allí se exhiben (algunas de ellas refuerzan la relación que existe entre el arte y la ciencia).

El 31 de enero de 1966, el ingeniero Barros Sierra se convirtió en el primer Director General del Instituto Mexicano del Petróleo (IMP). Durante su breve gestión (96 días) definió las ramas de actividad en geología, geofísica, ingeniería petrolera, transporte, distribución de hidrocarburos, economía petrolera, química, refinación, petroquímica, diseño de equipo mecánico, electrónico, maquinaria y electrónica aplicada. Dejó la Dirección General para ocupar la Rectoría General de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

El ingeniero Javier Barros Sierra nació el 25 de febrero de 1915 y murió el 15 de agosto de 1971. Obtuvo el título de ingeniero civil en la Escuela de Ingeniería y el de maestro en Ciencias Matemáticas en la Facultad de Ciencias, de la UNAM.