El IMP me ha dado la oportunidad de aprender y desarrollarme: Rafael Araujo Galván

“Además de aprender y desarrollarme como persona y profesionalmente, lo que siempre quise encontrar en un trabajo —armonía y un buen ambiente entre los compañeros— lo vine a conseguir en el Instituto Mexicano del Petróleo (IMP)”, expresó Rafael Araujo Galván, quien colabora en el área de Propiedad Intelectual de Derechos de Autor, adscrita a la Gerencia de Gestión del Conocimiento.

Comentó que su ingreso al IMP se debió a una llamada inesperada: “En 1997 dejé mi solicitud en el Sindicato Nacional de Trabajadores del Instituto Mexicano del Petróleo, y fue hasta abril de 2001 que me llamaron para decirme que me presentara al IMP con el licenciado Alejandro Hernández. Al día siguiente de haber recibido la llamada me presenté con todos mis documentos y en mayo de 2001 entré formalmente al Instituto, al Programa de Matemáticas Aplicadas y Computación, perteneciente a la entonces Dirección Ejecutiva de Investigación y Posgrado”.

En esos tiempos —continuó Rafael— trabajaba en la Secretaría de Seguridad Pública en el área de Informática. Tengo que reconocer que a pesar de tener la ilusión de trabajar en el IMP, ya había perdido las esperanzas pues consideraba que había pasado mucho tiempo y no obtenía respuesta, pero al contestar esa llamada me ilusioné de nuevo.

Refirió que actualmente labora en el Área de Propiedad Intelectual de Derechos de Autor, en donde lleva a cabo la recepción, revisión, acomodo y entrega de documentos que se presentan ante el Instituto Nacional del Derecho de Autor.

Rafael, quien concluyó su preparatoria y posteriormente realizó una carrera técnica en Programas de Cómputo en el Instituto de Cómputo, aseguró que una de sus prioridades, y la que más disfruta, es pasar el mayor tiempo posible con sus dos hijos: Sebastián de 15 años y Alondra de 10 años, quienes —dice con orgullo— “son mi impulso para seguir adelante y progresar, para poder ofrecerles todo lo mejor posible y lo mejor de mí”.

Indicó que los cursos, talleres y eventos deportivos que se organizan en la institución son una de las cosas que más le gusta de trabajar en el IMP, “porque te da la oportunidad de conocer y convivir con las personas de otras áreas y pasar un rato agradable después de tu horario laboral. Yo practicaba basquetbol pero por una lesión en la rodilla ya no seguí adelante, ahora me interesaría aprender a tocar la guitarra”.

Rafael Araujo espera seguir creciendo y aportando por mucho tiempo más al IMP, pues se siente muy a gusto con su trabajo, además de que aquí lo han tratado bien. Considera que con todos los proyectos que se desarrollan anualmente y con el compromiso de la comunidad de trabajar como un solo equipo, el Instituto tiene las capacidades para salir adelante. (Víctor Rubio)

2 Comments on "El IMP me ha dado la oportunidad de aprender y desarrollarme: Rafael Araujo Galván"

  1. Maria Guadalupe Celaya Álvarez | 28 septiembre, 2018 at 12:09 pm |

    Además de ser un gran amigo, ha resultado ser un colaborador inigualable.
    Gracias Rafita por tu apoyo incondicional.

  2. Fernando Thomas Velázquez | 28 septiembre, 2018 at 10:36 am |

    Rafa tiene gran ingenio y habilidad para resolver problemas con fotocopiadoras, impresoras y manejo de software.

Comments are closed.