Conflictos de intereses

¿Sabías qué? 

Los conflictos de intereses son situaciones en que las personas servidoras públicas se encuentran impedidas de cumplir con imparcialidad y objetividad el desempeño de su empleo, cargo o comisión, en razón de intereses personales, familiares o de negocios que interfieren en la atención o resolución de un asunto. 

Se deben seguir tres pasos ante un posible conflicto de interés: 

  1. Informar por escrito a la persona que ostente la titularidad de la jefatura inmediata, la existencia del conflicto de intereses o el impedimento legal. 
  2. Solicitar que se le excuse de participar en cualquier forma, en la atención, tramitación o resolución del asunto en el que se presente el conflicto. 
  3. Atender las instrucciones formuladas por escrito por la persona que ostente la titularidad de la jefatura inmediata para la atención, tramitación o resolución imparcial y objetiva del asunto. 


El Proceso de juicio ético es la guía que te ayudará a tomar una decisión o realizar una acción: 

Te invitamos a consultar el Código de Conducta del IMP en: 

Comité de Ética y de Prevención de Conflictos de Intereses.